Categories: Curiosidades

Los viajes virtuales y sus peligros

Decir esto en una web dedicada a descubrir los maravillosos lugares del planeta de primera mano  y despertar la curiosidad de los visitantes a descubrirlos por ellos mismos quizá sea contraproducente, pero hay que reconocerlo: viajar no está al alcance de todos. Sí, y no se trata sólo del dinero, sino que tenemos que pensar en las numerosas trabas que cualquier viaje puede conllevar, sobre todo si es al extranjero: tasas, papeleos, vacunaciones, guías… y esto no es nada si además tienes alguna discapacidad. Las agencias de viajes y los destinos turísticos intentan dar cabida y comodidad a cualquier viajero que llegue, por supuesto, pero no siempre lo consiguen del todo. Así que cerrar los ojos a la realidad no sirve de nada.

Por eso, hay que agradecer al progreso y a las nuevas tecnologías que al menos algunas veces sirvan para cosas buenas. Ahora se están poniendo muy de moda las webs de «viajes virtuales«… ¿Qué quiere decir esto? Pues que gracias a internet y a ciertas  aplicaciones de gráficos y de localización, podemos viajar a cualquier lugar del planeta sentados frente a nuestro ordenador. Bueno, en realidad no llega a cualquier parte, por lo menos de momento, pero esto va poco a poco. Estas webs dan al visitante la experiencia de un viaje, donde conocer de primera mano un lugar deseado, sin el estrés del equipaje, los transportes, el jet lag y todas las incomodidades que se te puedan ocurrir (y que a veces en realidad es lo que le da encanto a eso de viajar).El ser un trotamundos puede que no esté al alcance de cualquiera, pero de esta manera, se amplían muchísimo las oportunidades.

Sin embargo, nada más empezar el recorrido de estas webs, comenzaron las problemas con ciertos peligros de internet, que todos conocemos pero que, sin embargo, a todos nos siguen sorprendiendo cuando aparecen. El primero, por supuesto, los ataques informáticos, y con ellos los anuncios de porno gratis. Resulta que estas webs necesitan de muchos recursos para hacer que nuestro viaje online sea lo más placentero posible y adecuado a nuestros gustos y necesidades, y eso lo conocen los hackers, así que es imposible ir de Sevilla a Madrid sin antes haberte visto varios monumentos en forma de mujeres desnudas (ni mucho menos hablamos de la Giralda ni la Puerta de Alcalá). Y eso como mínimo, puede que mientras configuras un viaje a la Alcarria, tengas que lidiar con parejas follando en un video porno, o directamente teniendo sexo en vivo, si caes en las garras de un canal de webcams amateur. La verdad, es como mínimo molesto, eso si tenemos en cuenta que tu ordenador tiene todo lo que necesita para poder ser inmune a estos intrusos sin que tu seguridad se vea alterada.

Por supuesto, con este plan, no queremos que los más jóvenes de la casa se vean expuestos a estas cosas, y ahí ya tenemos el primer problema. Pero, en realidad, todavía hay otro: y es que muchos viajeros empedernidos que habían encontrado en esta forma de viajar algo así como el nirvana, pueden acabar como un adicto a la pornografía. Sí, puede que nos suene a cosa de chiste porque creemos que eso es algo del pasado; presumimos que ya estamos tan acostumbrados a encontrar material porno en nuestros dispositivos móviles, que es imposible engancharse a ello. Pero no lo es, de hecho sigue siendo un problema muy grave para los que la gran mayoría necesitan tratamiento, así que no es cosa de risa. Y todo, por querer conocer otros lugares de una forma sana, ¿te lo puedes creer?

Así que en realidad no sé si conocer estas webs que quisieron hacer algo distinto es para bien o para mal. Hay que ver si compensa los beneficios que nos pueda traer con sus daños colaterales, pero yo, como informante, aquí lo dejo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*